jueves, 20 de mayo de 2010

Una síntesis del programa “Del Harawi al Yaraví, cantos de amor, ausencia y vida” con DOLLY PRíNCIPE

El sábado 29 de mayo a las 7.30 de la noche, Dolly Príncipe presentará en el local de la Derrama Magisterial “Del harawi al yaraví, cantos de amor, ausencia y vida”.
Un recorrido histórico de las formas musicales más antiguas del Perú. El harawi de origen PRE-HISPANICO y aún PRE INCA se fusiona con distintos elementos de la cultura hispana que llegó con la conquista y se convierte en el mestizo yaraví. En el camino están en Hanan Pacha, el Apuyaya Jesucristo y el Allccetucuna (Aljituquna), los primeros yaravíes en quechua que se extienden por toda el área andina.

Dolly Príncipe hará todo ese recorrido interpretando yaravíes en quechua y yaravíes de Ecuador y Bolivia, además de los peruanos de Cajamarca, Ayacucho y Arequipa.
Tendrá como invitados especiales al poeta y compositor Juan Luis Dammert que cantará sus propios yaravíes, y el debut de la joven y talentosa soprano Edith Ramos, una verdadera revelación en la música peruana.

El acompañamiento musical será de Edu Príncipe, con la dirección de Percy Rojas.
Iris Silva Aliaga dice que “las relaciones de género hombre-mujer pueden haber cambiado con el correr de los años, de la misma forma que al público que escuchaba estas canciones, pero en esencia los yaravíes siguen cumpliendo una misma función: Sirven para exorcizar las penas de amor, para perdonar lo imperdonable, y destilar rencores, porque siendo honestos ni la globalización, ni el calentamiento global, la deuda externa o todos los problemas del mundo jamás podrán igualarse a lo que se sufre con una pena de amor”.

Fuente: Música Andina Peruana

1 comentario:

Miguel Angel dijo...

Escuché por primera vez a Dolly en RPP y creo que no sólo tiene una muy bien afiatada voz, sino cultura y personalidad tan ausentes en nuestros artistas.
Es sumamente relevante la compañía de la soprano ayavireña Edith Ramos quien ya necesita una buena ayuda para salir del país para seguir estudiando y perfecciionándose.
FELICITACIONES!
Miguel Angel Portocarrero